Técnicas Toltecas para estrés en la contingencia

kinam

Técnicas Toltecas para estrés en la contingencia

Antes de hablar acerca de las técnicas toltecas hay que hablar sobre la Toltequidad con la que se caracteriza al México antiguo; es la esencia de su ser. Todos los pueblos de la Anahuaca incluidos los olmecas, mayas, mexicas, zapotecas, mixtecas, totonacas,  huicholes aceptaron las enseñanzas de los sabios toltecas.

¿Cuáles son los principios de la Toltequidad?

La Toltequidad son un conjunto de ideas que nos explican la existencia del Universo, la vida y de la conciencia.

  • El Universo se llamaba Semanawak: Se consideraba que el mundo físico era reflejo de otro mundo, invisible y de carácter energético.
  • La energía  recibía  el  nombre  de  Teotl, ya  que  su  naturaleza  trascendía  el  alcance  de  los sentidos. 
  • Nuestro cuerpo  físico  con sus  instintos, emociones  y  pensamientos,  es  nuestro  Tonal, mientras  que  el  campo energético que nos rodea y mantiene vivos es nuestro Nagual.

¿Qué es Kinam?

Puede definirse como “un arte para armonizar el cuerpo y el espíritu” (El método Kinam, Frank Díaz), además los toltecas se decían Kinames y su saludo era: “que no te caigas sobre la tierra” (Anales de Cuauhtitlan). Una  diferencia entre el Yoga y el Tai Chi es  que,  en Kinam se combinan ambos principios; se  busca  la  estaticidad  de  la  postura,  y  en  dinamizar  el  cuerpo,  cada postura tiene un aspecto estático y también un movimiento propio.

Los siete pasos del Kinam

  • Primero: Toltekayotl, es el enfoque a la Toltequidad para aceptar este conocimiento.
  • Segundo: Nawatilli, es aplicar los principios de conducta toltecas.
  • Tercero: Teochiwa, recobrar nuestra integridad energética.
  • Cuarto: Chipawa, purificar  nuestro cuerpo físico, mente  y emociones.
  • Quinto: Teomania, técnica para apaciguar la mente y nos dará paz interna.
  • Sexto: Nawallotl, trabajar directamente  con  la  energía.
  • Séptimo: Yekoatl, ejercicios físicos que van a ayudarnos a obtener vitalidad, equilibrio y fluidez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *