El Camino del

Guerrero

Tolteca.

¿Cómo inicia el camino el joven Tolteca?

En el México antiguo cuando los jóvenes concluían sus estudios en el telpochcalli y anhelaban adquirir el conocimiento tolteca, debían ingresar al calmécac. A estos hombres y mujeres se les llamaba guerreros, ya que iniciarían la lucha más difícil de sus vidas: “la batalla interior para controlar el ego y así, muriendo al mundo material, hacer florecer el espíritu" (2).

¿Cómo era esta batalla?

Esta era librabada en el interior de los guerreros y principalmente era en contra de sus propios impulsos individualistas, de los vicios y debilidades que ofrece el mundo material, haciéndo que el guerrero perdiera su camino. Este sin duda era un gran desafío para fortalecer el espíritu.

Las armas del guerrero.

Estas fueron simbólicamente “la flor y el canto”, la “flor” siendo la belleza y el “canto” la sabiduría (2). Aquí se demustra que los toltecas no solamente eran pensadores, si no también poetas. Además de sus armas el guerrero necesitaba la fuerza para seguir su batalla, y esta estaba basada en tres virtudes vitales: la sensibilidad, la responsabilidad y la disciplina.

“El guerrero asume el mismo camino que la serpiente emplumada y encuentra la trascendencia en la batalla florida. El resultado final no lo inquieta; ya lo vive con el hecho de ser ‘guerrero’. Camina sin miedo y sin ambición, con rumbo al horizonte de la “muerte florecida”, en cumplimiento de su destino. Es difícil encontrar una mejor forma de vivir.” (1)

(1) Marín Ruíz Guillermo, 2007, Los Guerreros de la Muerte Florecida, http://toltecayotl.org/tolteca/documentos/16362/16362.pdf

(2) Marín Ruíz Guillermo, El Guerrero Tolteca, https://mastay.info/es/posts/2/el-guerrero-tolteca/