Los saberes, oficios y ocupaciones de los pueblos originarios necesitan ser protegidos en sus principales fundamentos,
es por eso que surge la necesidad de estandarizarlos y legalizarlos por medio de certificaciones de competencias
laborales, permitiéndonos asegurar su supervivencia y continuidad.

Y todo esto se logrará a través de nuestro Comité.